La música como Arte y lenguaje.

La música, una de mis artes favoritas, en la corriente hegeliana se mantiene altiva como la máxima manifestación del espíritu. Gustavo Bueno mencionó, en su conferencia sobre la filosofía en la música, que al encontrarnos bajo una corriente estructuralista tendemos a adoptar una posición absolutista dentro del problema del Arte, y en el caso de la música encontrar su esencia, el lenguaje, y aceptarlo como tal; ya que, la teoría del arte bajo la que se resguarda cada argumento crea una gran disociación entre la música y el lenguaje.

¿La música es lenguaje?

Las posiciones extremas, la música es o no lenguaje, van hacia el expresionismo (en donde se percibe a la música como el lenguaje de los sentimientos), el formalismo (que menciona a la música como un referente lógico-matemático que no expresa sentimientos ni nada por el estilo) y la postura referencial (donde la música brinda referencias del mundo).

Para ilustrar la posición expresionista, recordemos las palabras de Herder “La música es el lenguaje universal” donde se obliga a una subordinación del espíritu de la época. Aquí puede representarse la música como la cultura de un pueblo. Porque la música es lenguaje; y el habla, que se sirve del lenguaje podemos encontrarlo en los cantos en su mera forma musical, pues el habla se define como ese acto natural e individual donde, al igual que la música, reina la monodia.

La postura formalista ostenta esta parte que vino a dar origen a la música por parte de Pitágoras, la forma pura, autónoma, e inteligible, por eso no es lenguaje. Al respecto, el autor invoca a Platón, quien hace una separación entre el lenguaje de la pintura y la música; pues al imitar la realidad en forma onomatopéyica no se está refiriendo a un lenguaje.

La teoría referencial puede conciliarse con la primer propuesta porque en ambas se reconoce que el lenguaje es música, expresa los sentimientos del artista, en donde los componentes lingüísticos están acomodados de manera armónica, que al hacer referencia a alguna circunstancia, estimulan sentimientos en el espectador que pueden ser parte de una “Anamnesis”, de lo que hablaba Suzzane Langer, punto de partida para el placer estético en la pieza musical.

El lenguaje, siguiendo con G. Bueno, se divide en dos partes. Por una parte encontramos al lenguaje público, el que todos entienden, como el lenguaje científico; mientras que el lenguaje inefable se refiere a lo que no se puede decir, como los sentimientos, es algo privado. Entonces, la música mantiene una relación con el lenguaje en tanto que sirve para comunicar, para referirse a algo, y al presentarse en forma instrumental la interpretación ejerce el control, y podemos crear una conciliación con la otra división, porque esconde los sentimientos del autor e interprete. Ya lo mencionó Heidegger “Todo arte es poesía”.

Conduciéndonos por esta corriente heideggeriana, el lenguaje se describe como la esencia de la poesía, por lo que la poesía tiene relación con la música. ¿No son, a caso, las operas, y demás canciones, poesías expresadas musicalmente? Y mejor aún, el lenguaje tiene esta perspectiva de universalidad; en donde la palabra muestra todo el espíritu de la época, de un pueblo, y traducido en unos cuantos compases la música nace.

Octavio Paz dijo “Gracias a la poesía, el lenguaje reconquista su estado original”, se vuelve un signo, puesto que la palabra y el lenguaje comparten el sentido acústico, y, sobretodo, es donde se encuentra, según Heidegger, “el Ser”. Puesto que el Arte apunta hacia el Absoluto. Cuestión que nos hace reanudar el problema sobre la multiplicidad o univocidad de las artes. Recordando lo que dijo Lessing, el arte se sirve de “Signos coexistentes en el espacio y tiempo” entonces, este autor que acepta una multiplicidad de artes, da un indicio de que el arte es lenguaje; de donde podemos deducir que la música lo es.

Heidegger al decir que “Todo arte es poesía” provoca una aceptación general del arte como “Unidad plural” en la cual el lenguaje, la poesía, funciona como elemento unificador; necesario de interpretación y con características individuales. Jean-Luc Nancy menciona que esta unidad nace de una mutua proximidad y repulsión entre las artes; puesto que, cada una guarda sus características, su esencia, y a su vez pertenece a un mismo caudal.

La sinestesia, diría Hegel, exige un lenguaje del cual basarse para esta experiencia. En el formalismo, es importante la técnica, cosa que debe permanecer necesariamente; sin embargo, es evidente que la música despierta sensaciones y expresa sentimientos, situación que esta teoría niega. El placer despertado en el espectador es una de las principales características de las artes, todas están ahí para agradar, manifiestan una verdad.

Por lo que, al ser la música un arte donde se encuentra un lenguaje, con el fin de percibir un sentido, se convierte también en un lenguaje unificador. Donde comprendemos que existe el Arte, conformado por distintas artes y sus respectivas técnicas, como actividad humana, mimesis abstracta, o “adormecimiento para la Voluntad” como dijo el gran Schopenhauer.

Fuentes:

· Bayer, Raymond. Historia de la Estética. Fondo de cultura económica.1965.

· Bueno, Gustavo. Curso de filosofía de la música. Consultado: 26/01/10.

URL: http://www.fgbueno.es/med/fmus08a.htm

· Heidegger, Martin. Sobre el comienzo. Ed. Biblos: Buenos Aires. 2007.
Págs. 137-146.

· Paz, Octavio. El arco y la lira. “El lenguaje”. F.C.E: México. 1956.
Págs.: 14-47.

· Nancy, Jean-Luc. Las musas. Amorrotu: Buenos Aires. 2008.

2 comentarios:

isa 13 de abril de 2010, 11:21  

Me gusta la música, a mi me pasa algo curioso, puedo leer un poema y a veces parece música, pero nunca he oído música y sentido lo que puedo sentir leyendo un poema.
Has dado en el clavo, pienso. La música y la poesía juntas... es mucho.
Yo soy mas de poesía.
Un saludo.
Felicidades

22Mel-Gi 1 de mayo de 2011, 15:28  

Esta fraccion de tu Blogger me encanta. El lenguaje en el que se expresa los diferentes sentimientos en cada uno de nosotros, los seres humanos.
Musica, que te lleva a la profundidad alegre del corazon, asi como a la profundidad del mas inmenso dolor.

Sobre este blog

Crítica, expresión filosófica para todos.

Opiniones sobre lo que acontece en Tijuana, México y el mundo desde una perspectiva analítica, preparandonos para la fatalidad del mundo y esa paradójica belleza que brinda la vida.